Tuyo

Han pasado versos y han quedado escritos, más los tuyos emanan de lo más sagrado, de la chispa que da vida al universo” Leopold Delgatie, Londres 1919

 
Se enmudecen los versos
y los poemas de ayer
se pierden en la sombra del tiempo.
 
He escrito al amor
mientras buscaba tus ojos en el mundo.
 
He prometido un beso
y mis labios sabían de los tuyos
(Ya se presentían)
 
Tengo poemas sublimes
nombres propios, insinuaciones y miedos.
 
Tengo mis metáforas sensibles
y declaraciones inconclusas
que suenan a delirios y promesas.
 
Si mi amor,
le he cantado a musas
y endulzado los labios
que solo me han traído desconsuelo.
 
Vacío, con temores permanentes,
versos de escape, ilusión
catarsis de los más crueles momentos.
 
Y llegaste, y te encontré
nos descubrimos cuando siempre nos buscamos.
 
Y hoy, a la altura del tiempo
donde nuestros pasos nos trajeron
declaro que mis versos siempre fueron tuyos.
 
Eran otros rostros, eran otros tiempos
pero siempre fuiste tu,
permanente en mi ilusión y hoy te encuentro.

Tuyo,
hasta el átomo invisible
pasando por mis cantos, mis triunfos y mis versos.
 
Tuyo en cada poro y cada suspiro
respirando tu aliento y siendo parte de tu ilusión divina.
 
Para siempre aquí
habitante de tu mundo
ciudadano de tus ojos y tu danza.
 
Tuyo sin medida
me entrego pleno
para que construyas con tus pasos
un camino que nos lleve al cenit de lo eterno.
 
Y reescribiré con pulso intacto los poemas sublimes
inspirados solamente en tu ser…
dedicados a alabarte, ¡amor mío!
bendecir cada segundo con poemas.
 
Que el universo sepa
que yo solo a ti te pertenezco.

2 comentarios en “Tuyo”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *